¿Por qué introducir el audiovisual en las aulas?

Pensemos en el modelo de clase convencional, es decir, la que denominamos magistral. Imaginémosla tal y como ha sido no solo habitual sino canónico hasta hace bien poco tiempo.

En ese modelo el profesor o profesora toma la palabra para presentar oralmente su lección que, como su etimología indica, es el fruto de una lectura, o sea muy preparada de antemano.

Además, se sirve, en la medida de lo posible, de ciertos elementos singulares: una pizarra en la que poder escribir y, a duras penas, dibujar; algunos mapas o ilustraciones que complementan la tarea expositora de la pizarra; y, solo en ciertas ocasiones, un modelo o una maqueta. Y esto ha sido así durante mucho tiempo, y lo sigue siendo en muchos casos.

Pero ¿qué cambia o podría cambiar cuando se introducen nuevas tecnologías que consisten en medios de presentación, tales como televisor, vídeo, proyector o pizarra digital?  Lo que cambia, fundamentalmente, es el tipo de contenido que el profesor puede introducir en sus lecciones. Ya no se trata de textos escritos o dibujos realizados en una pizarra, ni de ilustraciones de carácter estático.

Se trata de contenidos audiovisuales, es decir, secuencias de imágenes acompañadas, generalmente, de música, efectos sonoros y locuciones o diálogos. Pues bien, de este modo son los contenidos audiovisuales los que entran en el aula. Y con ellos penetran, o mejor dicho, pueden penetrar: la riqueza de la narración audiovisual, los diferentes lenguajes visuales (icónico, abstracto, híbrido…) e, indirectamente, sus correspondientes modos de producción (fotografía, animación mediante dibujos o efectos de ordenador, etc.); así como sus diferentes formas de uso e interacción, desde las narraciones lineales puras hasta los relatos hipermedia, los interactivos o las simulaciones de mundos más complejas.

Lo audiovisual introduce, pues, una nueva dimensión cultural; una perspectiva sobre el mundo; una nueva forma de conocer; una actitud epistemológica distinta: menos discurso hablado, más cercanía y más realidad; más precisión y más concreción. También más capacidad para captar la atención y más recursos para seducir con la narración.

¿Por qué introducir el audiovisual en las aulas?

| Sin categoría | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>