Movilidad interna de los alumnos afectada por falta de becas

En la universidad española, el concepto de intercambio académico va unido irremediablemente al programa europeo. Pero también resisten, pese a todo, los proyectos de movilidad interna, gravemente heridos desde la supresión de las becas Séneca en el año 2013. Hasta esa fecha el Gobierno otorgaba unas 2.000 ayudas por curso, a razón de 500 euros al mes, para los estudiantes que obtuviesen una plaza de intercambio entre universidades españolas dentro del programa Sicue. Desde entonces, esta iniciativa de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) sobrevive, aunque ya sin asignación económica específica y sin su programa hermano de becas. Para el curso 2016-2017, no obstante, hasta 63 centros, públicos y privados, han ofertado plazas de intercambio. En ellas, el alumno se matricula en la universidad de origen y está exento de costes en la de destino, que se compromete a guiarle en su búsqueda de alojamiento, aunque la financiación corra a cargo del estudiante. Sin Séneca, el mayor y casi único recurso para ello son las becas generales del Estado, que contemplan una ayuda para la residencia a los alumnos que acrediten estudiar lejos del hogar familiar mediante contratos de arrendamiento. Para acceder a esta ayuda, que en ningún caso excederá los 1.500 euros (a añadir a la beca de matrícula, más las cantidades fijas y variables), es obligatorio que la renta familiar se sitúe por debajo del umbral 2, que se extendió el curso pasado desde los 13236 euros en familias de un miembro hasta los 50233 euros en unidades familiares compuestas por ocho personas o más.

Movilidad interna de los alumnos afectada por falta de becas

| Sin categoría | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>