Evitar el trauma del regreso a clase

El paso de las vacaciones al comienzo de un nuevo periodo escolar puede suponer un cierto trauma para algunos escolares, especialmente los más pequeños. En algunos casos incluso puede desembocar en la aparición de ciertas leves patologías. La psicóloga clínica infantil y juvenil María Lorena Keppel explica que durante las vacaciones los niños se desfasan en cuanto a horarios y eso genera uno de los problemas más fuertes en el momento de regresar a la rutina escolar.

La falta de sueño al no haber dormido bastante en esos primeros días del curso provoca que muchos no quieran levantarse de la cama y rechacen ir a la escuela. En otras ocasiones algunos niños manifiestan un temor a la escuela o presentan una desadaptación cuando ingresan a las aulas, estando a disgusto con el profesor o con los compañeros. Normas Esta especialista, que ejerce en el Hospital Monte Sinaí de Cuenca, señala que las actividades que se dan en la escuela son muy diferentes a las actividades de las vacaciones.

?Los niños se acostumbran al tiempo de ocio, a hacer lo que quieren, sin horario, sin reglas estrictas y no sujetos a una reglamentación. El regreso a la escuela supone volver de sopetón a las normas?, afirma. Este cambio puede ocasionar la aparición de ciertas patologías leves: en los niños más pequeños puede provocar una ansiedad por la separación, en la que los pequeños muestran mucho temor a separarse de las figuras con las que ha establecido ese vínculo de cuidado durante las vacaciones como los padres o los abuelos. Desajuste También puede originarse una adaptación en la que los pequeños van a la escuela, pero carecen de sentido de pertenencia, sintiéndose mal y sin integrarse en su grupo.

Eso, según María Lorena Koppel, puede provocar una patología emocional y comportable. Otro desajuste muy común al comienzo de las clases es que los niños no se sujetan a las reglas de la escuela. En ocasiones algunos niños manifiestan un temor a la escuela o presentan una desadaptación cuando ingresan a las aulas, estando a disgusto con el profesor o con los compañeros. debido a la libertad de que han disfrutado durante el periodo de las vacaciones.

Para que el cambio de las vacaciones al nuevo curso escolar no sea traumático, la doctora aconseja que los padres, durante las vacaciones, impongan una serie de pequeñas reglas incluso dentro de las actividades lúdicas de los pequeños, y marquen un sencillo horario para comer, dormir, su aseo personal es bueno también fijarles algún tipo de responsabilidad para que los niños no hagan lo que quieran ?Hacer lo que les da la gana les hace dañoasegura María Lorena Koppely los padres deben ser guías que les encamine a las cosas prudentes y correctas, para evitar los desajustes comportamentales y emocionales?.

PERÍODO DE ADAPTACIÓN

Esta psicóloga aconseja asimismo que durante el último tramo del periodo vacacional, los padres vayan cambiando la rutina de los niños para que vayan adaptándose al nuevo periodo escolar que comienzan.

?Es muy prudente que unas dos semanas antes del periodo de clases, los padres comiencen a mandar a los niños más temprano a la cama y que, especialmente los más pequeños, duerman las horas que les corresponde, señala..

Evitar el trauma del regreso a clase

| Sin categoría | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>