El uso del Erasmus baja

El número de estudiantes españoles que participó en el programa Erasmus en el curso bajó un uno por ciento con respecto al curso anterior, pese a lo cual España fue un año más el Estado miembro que más estudiantes envió al extranjero (39.249), tal y como informó en julio pasado la Comisión Europea. Junto con España, los únicos países de la UE donde se produjo una caída en el número de Erasmus fueron Lituania (1 %), Letonia (2 %) y Luxemburgo (10 %), mientras que en el resto de la UE la cifra aumentó y en Irlanda se mantuvo estable.

A su vez, España volvió a ser durante el pasado curso el país que más alumnos Erasmus acogió llegado a los 40.202 estudiantes, seguida a mucha distancia por Alemania (30.638) y Francia (29.293). Sin embargo, el dato más alarmante de este informe tiene que ver con la cuantía de las becas, pues en ese campo España se sitúa en última posición.

Es decir, somos el país con mayor capacidad y envergadura tanto para enviar como para recibir alumnos y, sin embargo, la cuantía mensual de los becarios españoles que pasan estancias académicas en universidades de la UE es, por increíble que parezca, la más baja de todo el entorno comunitario. La Comisión Europea manifiesta que «la beca mensual media de la Unión Europea para sus estudiantes Erasmus fue de 272 euros mensuales», lo que representa un 9% más que el año anterior, con 2S0 euros.

Mientras tanto, de los 33 países examinados, España está a la cola, dado que las becas que conceden apenas alcanza los 1S0 euros mensuales de media. El país más generoso en ese aspecto es Liechtenstein, que da más de 600 euros mensuales de media a sus estudiantes. Bulgaria acaricia también ese tope de 600 euros y Rumania otorga más de 500 euros a los estudiantes rumanos que abandonan sus fronteras para cursar una Erasmus.

IBEROAMÉRICA, LA ALTERNATIVA
La comunidad iberoamericana impulsará su primer programa regional de becas de movilidad para profesores y estudiantes universitarios, que aspira a ser un embrión de un plan más amplio similar al Erasmus europeo, según anunció la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan durante la apertura del III Encuentro Internacional de Rectores Universia celebrado en el mes de julio.

La creación de este nuevo programa, donde participarán todos los países latinoamericanos además de España y Portugal y llevará el nombre del pedagogo brasileño Paulo Freire (1921-1997) ya ha sido decidida, pero las becas dependerán de la financiación pública y privada e inicialmente beneficiarán a 25.000 profesores y estudiantes de todos los países iberoamericanos del área de la educación, aunque el objetivo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) es ampliarlas a otros sectores. De hecho, el escenario «ideal» para el nuevo programa, según Grynspan, sería lanzarlo en 2015 ó 2016 y partir con un mínimo de 25.000 becas con un presupuesto de 3.000 a 4.000 dólares por alumno.

El uso del Erasmus baja

| Sin categoría | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>