El plagio en la escuela

El tema del plagio en los niveles preuniversitarios está poco estudiado y muy escasamente tratado en el contexto hispanohablante. Por tal razón, un equipo de científicos de la Universidad de Islas Baleares ha investigado esta actividad entre el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, y su relación con el género y la procrastinación -postergar las labores para días siguientes-. Los científicos encuestaron a mil quinientos tres pupilos y pupilas de segundo, tercero y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y mil doscientos noventa y uno de primero y segundo de Bachillerato de las Islas Baleares. Los desenlaces muestran que las prácticas constitutivas de plagio están extensamente extendidas en las salas de los ciclos educativos medios. El estudio, publicado en Comunicar, prueba por si fuera poco que los varones presentan niveles de perpetración significativamente superiores a los de las mujeres y que el alumnado que tiende a dejar los trabajos hasta el último instante tiene mayor propensión a cometer plagio.

«Las prácticas más habituales son las conocidas como plagio collage, o sea, la preparación de un trabajo desde la copia de fragmentos sueltos de texto, así sea de fuentes digitales o bien de fuentes impresas, y su inclusión en un trabajo académico sin refererir su origen», declara a Sinc R. Comas-Forgas, estudioso de la Universidad de las Islas Baleares y coautor del trabajo. El ochenta y uno con tres por ciento del alumnado manifestó haber copiado, por lo menos una vez, a lo largo del curso académico precedente, fragmentos de textos de páginas que pegaron de forma directa en un documento y entregaron como trabajo de una materia sin refererir la fuente.

También, el setenta y dos con cinco por ciento manifestó haber copiado -sin citarfragmentos de fuentes impresas (libros, enciclopedias, periódicos, artículos de gaceta, etcétera) y haberlo añadido como una parte de un trabajo suyo de una materia. Otras acciones menos recurrentes fueron: descargarse un trabajo completo de internet y entregarlo como propio, o bien presentar un trabajo elaborado y ya entregado por otro pupilo en cursos precedentes. Conforme Comas-Forgas, «los centros de educación secundaria deben proyectar y acometer de forma definitiva medidas para reducir y prevenir este género de fraudes académicos». Los desenlaces asimismo aconsejan a los enseñantes que hagan un seguimiento y un control efectivo del proceso de preparación de los trabajos académicos. «La mejora de las competencias de información del alumnado -agrega el estudiosos entre las estrategias precisas para enfrentar de manera eficaz el problema». Para los autores, es muy resaltable el hecho de que -como reflejan los datos confirmados en este trabajoexista una marcada relación entre el plagio y las conductas procrastinadoras o bien de postergación. «La explicación puede ser bastante simple: los pupilos que tienen mayor tendencia a dejar las labores para el último instante no tienen tiempo para realizar por si acaso solos la actividad precripta por el enseñante y la única salida que les queda es elaborar el trabajo desde ciertas modalidades de plagio existentes», apunta Comas-Forgas.

El modelo de maestro que prescribe un trabajo y no efectúa ningún género de seguimiento sobre exactamente el mismo está «abonando la posibilidad de que sus pupilos dejen la labor para el último momento», arguye el especialista. Por tal razón, el equipo aconseja pautar y efectuar controles periódicos de las labores, hacer un seguimiento del proceso y no aguardar sencillamente al desenlace. El trabajo propón la necesidad de incluir valores de integridad académica en los centros educativos, tanto en su reglamentación como en la adopción de metodologías enseñantes adaptadas a las tecnologías de la información. «Hay que instruir al alumnado de qué forma emplear la información de forma eficiente y moral. El fraude en la educación es el primordial género de comportamiento antisocial escolar no violento o bien de cuello blanco. Y no solo eso, sino además de esto la escuela es el primer campo de prácticas del fraude y la corrupción, como apuntó en un trabajo vanguardista sobre la materia el maestro J. M. Moreno en 2001», concluye.

El plagio en la escuela

| Sin categoría | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>